{ Seminario 4 } Yoga y Personas Privadas de Libertad

 

Las personas al estar privadas de la libertad pueden experimentar sentimientos de ansiedad, depresión, miedo, desconfianza, agitación, pérdida de esperanza, duelo y violencia. Psiquiatras, psicólogos y trabajadores sociales clínicos reconocen que las prácticas centradas en el cuerpo, como el yoga, pueden ayudar en gran medida a aliviar los síntomas que llevan a comportamientos reactivos y a enfermedades relacionadas con el estrés.

Por ello, aprender técnicas para descargar la tensión y auto regular el cuerpo es fundamental para el bienestar físico y emocional de las personas privadas de su libertad.

 

Profesoras Invitadas:

Luisa Pérez, Directora del Proyecto Yoga en Prisiones, México

Ann Moxey, Directora del Proyecto Parinaama Yoga, México

 

Om ॐ

 
top
Diseño por CtrlCat